EJE DE INFANCIAS Y JUVENTUDES: PEDAGOGÍAS CRÍTICAS LATINOAMERICANAS Y EDUCACIÓN POPULAR: DESAFÍOS Y ARTICULACIONES

Latinoamérica es un continente joven que se encuentra en permanente crecimiento, que cada día se extiende más y más, no en su territorio físico, pero sí en el intelectual e ideológico, a través de sus gentes, quienes a partir de sus ideas están llegando a cada rincón del mundo, con su forma particular de entender y generar cambios importantes en la realidad mundial. 

En este territorio, nuestro territorio, están sucediendo grandes cambios a nivel político y que afectan diversos aspectos de la vida internacional, desde las recientes propuestas de Donald Trum de cerrar la frontera entre Estados Unidos y México en su campaña por la presidencia de Estados Unidos, la reapertura de las respectivas embajadas en Estados Unidos y Cuba que acaban con más de 50 años de rupturas diplomáticas entre estas dos naciones, los diálogos de Paz en la Habana que busca poner fin a más de 50 años de guerra interna en Colombia, etc… entre muchos otros sucesos que transformarán significativamente la dinámica en el continente durante los años venideros. 

En el marco de estos acontecimientos, como en todo momento histórico de la humanidad, la educación juega un papel sumamente importante, pues es desde ella que las comunidades encontraran los insumos para atender estos cambios, pero más aún para promoverlos. Se convoca entonces acá, aquél estilo que ha caracterizado la educación latinoamericana, que nació y creció en medio de los movimientos populares, de las exigencias por calidad de vida mejor, que se convierte en escenario de prácticas anticolonialistas, que dan apertura a la diversidad de pensamientos y permanentemente se nutre de prácticas y experiencias igualmente diversas. 

Se convoca la educación popular, aquella que se empezó a consolidarse precisamente en el marco de grandes movimientos políticos que marcaron la segunda mitad del siglo XX en américa latina, desde cuba hasta argentina. Un estilo educativo que trasciende cualquier finalidad enciclopedista y permite la construcción de escenarios políticos; sin desconocer la importancia de la escuela y la educación formal, se extiende a las comunidades, a los sectores populares para, desde las personas que los habitan, transformar sus realidades. 

Hoy por hoy, la educación popular, fundamentada fuertemente en los postulados de la pedagogía crítica en autores como McLaren y Giroux, es llamada nuevamente para atender las contingencias que se están generando, para potenciar un pensamiento crítico que posibilite la renovación de un continente en tránsito social, cultural, político, económico. Y para ello, se requiere la generación de nuevas iniciativas, de fortalecer el futuro de cada país y sus comunidades; para lo cual es necesario reconocer las experiencias que están siendo lideradas los niños y jóvenes de nuestros territorios, pues ellos serán los encargados de atender estos cambios en su vida adulta y de continuar preparando cada generación. 

De igual manera, una educación popular que en sus inicios fundamentó sus principios en los movimientos sociales anticolonialistas y, más adelante, desde las epistemologías del sur hoy convoca a los maestros y maestras, sindicalistas, artistas, gentes de la política, movimientos feministas, y demás actores sociales y culturales para, desde la polifonía, se de espacio para la participación ciudadana y la transformación de la sociedad y sus instituciones. (Ospina, Alvarado, Botero, Patiño y Cardona, 2011). 

Esto, nos permite reivindicar lo popular como escenario de renovación cultural, de las realidades y de los proyectos de vida comunitarios, con fundamento ético de lo humano y con garantías de dignidad y justicia; pilares éstos desde los cuales se sustenta la posibilidad de construcción de una verdadera cultura política hacia la paz y la no-violencia. 

En palabras de Fisas, V. (2006) “El reto de la educación y de la cultura de paz, es el de dar responsabilidad a las personas para hacerlas protagonistas de su propia historia” (p. 356); por todo lo anterior, este eje convoca a todas aquellas construcciones y experiencias que las comunidades, a lo largo y ancho de américa latina y el mundo, están desarrollando para empoderarse de la escritura de su historia y de los cambios que están sucediendo en su ámbito local sin desconocer la inexorable influencia del escenario internacional.

Manifiesto II Bienal Iberoamericana de Infancias y Juventudes

Manifiesto Jóvenes

Agendas


Entrar a la plataforma de ponencias

 Entrar 

Memorias I Bienal Latinoamericana de Infancias y Juventudes.

Infancias y juventudes en América Latina

Síguenos en nuestras redes sociales

        

Avianca: aerolinea Oficial

Película “Bolivia: Tienen los ninos el derecho a trabajar?” de Wilfried Huismann