Fechas importantes
Resumen de ponencias hasta:
27 de marzo
Inicio del evento 17 de Julio
Fin del evento 21 de Julio

Abya yala: una apuesta regional para minimizar la brecha educativa entre el sector urbano y rural


Campos problémicos en los que se dará la discusión

1. Desafíos culturales, psicosociales y pedagógicos:
* Pobreza multidimensional rural
* Permanencia escolar de estudiantes del sector rural
* Modelos y estrategias de la educación a distancia, virtual y remota para los contextos rurales
* Mallas curriculares según la realidad contextual rural
* Proyectos de vida de la población rural y los PMD1
* Salud mental y la gestión emocional de la población estudiantil y docente en la ruralidad

2. Propuestas para minimizar la brecha educativa entre el sector urbano y rural:
* Herramientas de conectividad en la educación rural
* Estrategias de retención de la población rural estudiantil
* Hábitos para el aprovechamiento de las oportunidades de acceso a la educación en la población rural
* Armonización entre los contenidos curriculares, el proyecto vida, las necesidades contextuales de la comunidad académica rural y PMD

* Estrategias para garantizar el acompañamiento integral de la población educativa
* Herramientas para la salud mental y la gestión emocional de la comunidad académica

 

Preguntas orientadoras al interior de la mesa


 

Objetivos

Objetivo General:
Visibilizar estrategias enfocadas en el cierre de las brechas sociales y educativas a partir
de la discusión sobre los desafíos y propuestas del sector público rural por medio de la
socialización de diferentes experiencias en la región de la Abya Yala.

Objetivos específicos:
* Construir un panorama del sector de la educación rural desde los índices de pobreza multidimensional generados por la pandemia.
* Identificar los principales retos, desafíos y oportunidades de la educación rural que surgen desde la pandemia.
* Problematizar las diferentes experiencias pedagógicas de la educación rural a nivel del Abya Yala.
* Reconocer las experiencias educativas significativas desde aspectos culturales, psicosociales y pedagógicos.
* Socializar estrategias de articulación entre los contenidos curriculares, proyectos de vida y las necesidades contextuales de la comunidad académica rural.
* Visibilizar las diferentes trayectorias educativas rurales de la región en miras del cierre de brechas sociales.

 

Pertinencia y justificación

Históricamente, la desigualdad social se ha reproducido de manera sistemática en el Abya Yala; en este panorama, Colombia es el segundo país más desigual en la región (Becerra y Cubides, 2021). Antes de la pandemia, se consideraba que el 53% de la población de América Latina y el Caribe tenía bajos niveles educativos, este hecho se acentuó con la pandemia en un 11% (World Bank, 2021). El aislamiento, además, causó que gran parte de los estudiantes del sector rural, quienes constituyen el 23% de la población total colombiana (DANE, 2022), no pudieran acceder a la educación integral ampliando así la brecha entre el sector urbano y rural.
A su vez, el problema de la educación rural en medio de la pandemia adquirió diferentes matices; por un lado, la falta de correspondencia entre las transformaciones sociales y las necesidades en términos de aprendizaje en los contextos rurales, y por el otro lado, las
afectaciones en la salud mental de las familias y los estudiantes. Si bien diferentes estrategias se implementaron para garantizar el acceso y permanencia a la educación, la efectividad de las mismas varió por causa de diferentes desafíos estructurales, culturales, económicos y
pedagógicos. Lo anterior, puso en juego la pertinencia de las soluciones propuestas para garantizar el derecho a la educación en la región, al tiempo que, evidenció las diferentes situaciones de violencia al interior de los hogares. Asimismo, la falta de acceso a la electricidad y
conectividad causó un aumento en los índices de pobreza multidimensional, es decir; en las «condiciones educativas del hogar, condiciones de la niñez y juventud, salud, trabajo, acceso a servicios públicos domiciliarios y condiciones de vivienda».(Becerra y Navas, 2021).
Como alternativa a la necesidad de distanciamiento social, las herramientas digitales e interactivas se posicionaron como alternativa. Sin embargo, debido a las condiciones socioeconómicas del entorno rural y los bajos niveles de alfabetismo digital, dichas estrategias,
no respondieron en la misma medida a todos los contextos y necesidades. Aquí jugaron un  papel importante la flexibilización curricular, la creatividad del profesorado para darle continuidad a los procesos del estudiantado y el acompañamiento psicosocial de la comunidad educativa para enfrentar la pandemia y sus repercusiones en la actual cotidianidad. Por esta razón, se hace indispensable compartir y visibilizar las experiencias, los procesos, estrategias y oportunidades de mejora educativa al interior de la región.
Como menciona la ONU (2022), «tenemos una oportunidad generacional de reimaginar la educación y la enseñanza». Por este motivo, es imperativo pensar colectivamente si los procesos pedagógicos responden a las necesidades del actual contexto rural de los estudiantes
y de qué manera se puede garantizar la permanencia de los mismos durante todo el proceso de formación para así mejorar su calidad de vida y proyección personal local-global.